Se acerca la temporada invernal, en esta época son típicos los catarros y gripes.

Los síntomas son muy parecidos pero hay que aprender a difenciarlos para la correcta administración de medicamentos o aplicar los consejos para sobrellevar lo mejor posible los síntomas causados por la enfermedad. La gran diferencia entre una gripe y un catarro es el dolor muscular. Si existe nos encontramos ante una gripe, será por tanto de origen vírico y los antibióticos no son indicados para esta patología. La mejor recomendación son antitérmicos/analgésicos, descongestivos, antihistamínicos e hidratación continua. Si además viene acompañado el proceso de mucosidad en el pecho, se deberían administrar mucolíticos para facilitar su expulsión tipo carbocisteína, acetilcisteína…

Si los síntomas no remiten puede indicar una posible infección bacteriana, en cuyo caso se debe acudir al médico para valorar la posible administración de un antibiótico, ya que no debemos olvidar que estos medicamentos antimicrobianos sólo puede ser prescritos por un médico. El mal uso de antibióticos puede tener complicaciones futuras graves.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies