Con la llegada del otoño y el invierno son habituales las enfermedades respiratorias sobre todo en niños de hasta 2 años. La bronquiolitis es la más común de todas ellas, consiste en una infección respiratoria que se manifiesta con dificultad para respirar y en ocasiones cursa con pitos en el pecho.

La tos y la mucosidad nasal son frecuentes no sólo en esta enfermedad, acompañan al bebé durante los meses fríos llegando a ser la patología leve que genera más trastornos en estos años: dificultad para dormir, lloros e irritabilidad son constantes.

Estas afecciones pueden ser tratadas en casa siempre y cuando el niño presente un buen estado general: si hubiera fiebre, dificultades respiratorias, decaimiento…habría que acudir al médico lo antes posible.

  • Lavados nasales con suero fisiológico y posterior aspirado de mucosidad usando aspirador nasal
  • Uso de humidificador en la habitación del niño. Es importante mantener el dormitorio con humedad en el ambiente
  • Aerosolterapia: seguramente el médico nos recomiende un uso de aerosoles acompañado de alguna medicina ya que es un tratamiento ideal para este tipo de afecciones. Además su uso con suero fisiológico para el tratamiento de afecciones respiratorias de todo tipo es altamente recomendable para mantener la humedad de las vías respiratorias y limpiar la mucosidad.

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies